Nueva publicación sobre el liderazgo católico

Portada del libro

A modo de prólogo, D. Pablo Cervera.

La verdad es que no soy experto en «liderazgo» ni tampoco en lo que ahora viene en llamarse «liderazgo católico». Pero aquí estoy, accediendo con gusto a lo que se me ha pedido, tras una lectura fructuosa de las páginas, querido lector, que te dispones a recorrer igual yo.


Tras más de treinta años sin encontrarme con el autor, al que tuve en campamentos de montañeros durante varios veranos de inolvidable recuerdo, me ha localizado y recurrido a mí para que le escriba unas líneas como pórtico a este libro. Le agradezco la deferencia y espero no defraudarle.


Debe haber cosas que se heredan sin necesidad de que los padres mueran o que, por eso mismo, se llevan en los genes. El padre de Sergio Cardona, autor de este libro, es bien conocido en el ámbito del management, coaching y todas esas nuevas especialidades necesarias hoy para el buen desarrollo de las empresas (dirección, gestión, administración…). ¡Qué duda cabe que algo de ello habrá respirado Sergio cerca de su padre José María! Incluso, como se verá en múltiples notas a lo largo del libro, juntos han publicado escritos conjuntos sobre estas materias .


El autor, al abordar el tema espinoso del liderazgo espiritual, a caballo entre lo natural y lo sobrenatural, pone todos sus conocimientos en el orden natural del liderazgo y los aplica al ámbito espiritual/eclesial/familia, no sin distinguir con claridad las diferencias entre ambos. En este sentido, Sergio suscribiría seguramente estas certeras palabras del gran teólogo jesuita Henri de Lubac: «El cristianismo no tiene que formar jefes, es decir, constructores de lo temporal, por muy deseable que sea una legión de líderes cristianos. El cristianismo debe engendrar santos, es decir, testigos de lo eterno. La eficacia del santo no es la del jefe. El santo no tiene por qué buscar bellas realizaciones temporales; es el que consigue al menos hacernos vislumbrar la eternidad, a pesar de las pesadas opacidades del tiempo».


El libro recoge lecturas múltiples que suponen una constante confrontación del lector con ricos elementos del ámbito del coaching, de la psicología, de la antropología… Al no experto, como yo, la lectura de todo ello le supone un gran enriquecimiento. Si a eso añadimos que el autor pone razón y pasión en lo que escribe, la lectura se hace, a veces, apasionante. La sangre joven que corre por las venas del autor se traslada a la redacción del libro.


En la primera parte del libro se deja ver la influencia del P. Hernán Pereda, cpcr. De diversas maneras este religioso ha rastreado los textos bíblicos para múltiples objetivos pastorales. Cardona reconoce que «la génesis del libro fue un curso, de un año de duración en el 2017, sobre Liderazgo espiritual católico impartido junto a los Padres Cooperadores Parroquiales de Cristo Rey, P. Hernán Pereda (experto biblista) y P. Enrique Martín Baena (experto en espiritualidad ignaciana y ejercicios espirituales)». La mano de este último se hace especialmente presente en los epígrafes dedicados al discernimiento espiritual. Sin duda, un gran trío que, con otros trabajos ulteriores de Sergio, ha dado a luz esta original obra.


El autor se sirve, asimismo, de varias obras del prior de la Abadía del Valle de los Caídos, Fr. Santiago Cantera, para trazar un recorrido histórico sugerente. Uno de esos libros, precisamente, se lo encargué al hoy benedictino, cuando él era profesor universitario en mis años de pastoral universitaria: Historia de la caridad y de la acción social de la Iglesia , ahora titulado en edición posterior como La acción social de la Iglesia en la Historia. Promoviendo caridad y misericordia . El lector experimentará en la lectura el sosegado espíritu benedictino del prior recogido en esas páginas del libro.


Quizá el elemento más sobresaliente de este libro sea el dedicado a la familia, célula primigenia de la sociedad y de la Iglesia, punto de encuentro de una crisis epocal, nunca antes tan aguda. Los estudios de Sergio Cardona en el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II, para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia, sede de Madrid y artículos varios en blogs diversos son la base de la tercera parte del libro. En esta parte el lector encontrará un testimonio especialmente impactante de la vida familiar del propio autor, el cual, lejos de ser ocasión para la desesperación, fue vivido en el horizonte de la verdadera esperanza y fe teologales.


Tolle et lege, toma y lee, escuchó san Agustín antes de su conversión, invitándole a leer el texto de la carta a los romanos que transformaría su existencia (cf. Rom 13,13).


Toma y lee, te invito querido lector, para que la lectura de estas páginas transforme de algún modo tu existencia y te ponga en el camino de la misión personalísima que, como yo, tú también tienes.

Pablo Cervera Barranco
29 de junio de 2021
Solemnidad de los santos Pedro y Pablo

Libro tráiler del nuevo libro

Introducción

El católico de a pie afronta retos críticos continuos de los que debe dar una respuesta convincente. Ahora bien, ¿Están presentes los católicos en la guerra cultural que vive España y el mundo o son baja por incomparecencia? A veces parece más lo segundo que lo primero.


Por ello, la introducción de cambios culturales drásticos en la Iglesia, en sus pastores, en los creyentes y especialmente en las familias, célula de la sociedad y pequeña Iglesia doméstica se hace cada vez más necesario para la nueva evangelización, para la adoración en Espíritu y Verdad, para la formación adecuada de todos los fieles, para el servicio a la sociedad.


En el corazón de ese cambio social y eclesial está el más difícil de todos: el logro de una cultura de confianza y de responsabilidad, desarrollando un fuerte liderazgo a todos los niveles de la Iglesia, desde el Santo Padre hasta el último fiel, que permita la evangelización y la propuesta de la vida cristiana como una vida plena.


Para ello el protagonismo de las familias cristianas es fundamental, pues la familia está presente en todos los ámbitos: el profesional, el económico, el de ocio, el educativo, el consumista, el espiritual, el de las relaciones, el eclesial, el deportivo, el artístico, el social y el cultural.


Los desafíos que afrontamos los católicos son, entre otros:


• La pastoral parroquial, basada únicamente en la dispensación de los sacramentos, con poco ánimo para la renovación de la nueva evangelización.
• La falta de conversión verdadera de ciertos católicos en particular y de las familias en general, viviendo una vida como la de los no creyentes, igual en todo, salvo una hora los domingos único espacio de la fe.
• La escasez de pastores.
• Los tristes escándalos de unos pocos sacerdotes, obispos y cardenales, especialmente los escándalos sexuales, pedofilia, junto con otros asuntos turbios que han trascendido la mera privacidad y se han hecho públicos.
• La decepción de los que debían ser pastores y sin embargo han abusado de los más débiles.
• La incompetencia de ciertos obispos en la gestión y en la caridad;
• Las distintas ideologías políticas, de género, sociales etc. que han impregnado comunidades eclesiales, órdenes religiosas, sacerdotes, obispos y creyentes quizá por miedo o para no ser políticamente incorrectos y otras veces convencidos de verdad por ellas. Los nacionalismos xenófobos que superan la fe de ciertos pastores.
• Los populismos a los que la Iglesia en algún momento o lugar se ha unido.
• La aceptación de los planteamientos de la izquierda más dura por parte de las distintas comunidades católicas.
• La canonización del buenismo y no de la verdadera santidad.
• Transformar la fe en mera psicología para el bienestar.
• El clericalismo que mata la proactividad y corresponsabilidad laical para la evangelización.
• El hacer de la fe un asunto de élites privadas.
• El tratar la espiritualidad de una manera gnóstica en la que el cuerpo no tiene importancia y no es más que una mera “funda” que puede cambiarse.
• El neopelagianismo basado en el convencimiento de que yo me salvo por mis solas fuerzas, debido a un aumento de los libros de autoayuda en los que el protagonista en vez de ser Dios y su Gracia es uno mismo que consigue sus sueños.
• La inmersión en una cultura individualista, líquida y utilitarista.
• La sociedad del bienestar que aplaude el consumismo exacerbado y el hedonismo y nos deja adormilados.
• El pansexualismo que empapa todas las edades, a todas personas, en todos los lugares y tiempos.
• El culto al cuerpo sin control para buscar ser nuevos Apolos y Afroditas que se exhiben narcisistamente en el escaparate del mundo.
• La separación entre vida privada y vida pública, que hace que la persona viva en compartimentos estancos sin una integración vital de su acción.
• El relativismo imperante base de la democracia actual.
• El fenómeno de la globalización.
• La pandemia del coronavirus y su nefanda gestión (COVID-19).
• La crisis económica, que realmente es ética.
• La alucinante evolución de las nuevas tecnologías complejas.
• El cambio demográfico.
• El auge de Internet y de las redes sociales como droga de consumo aceptado y cuyo producto son las mismas personas.


Una maldición china muy antigua dice: “ojalá vivas tiempos interesantes”. Qué duda cabe de que actualmente son momentos intensos y muy provocadores. Algunos consideran que es toda una bendición estar presente en ellos .


El objetivo de este libro es unir familia cristiana y laicado con liderazgo.


No es tiempo de ser cobardes en los planteamientos, ni de adoptar ideologías que rompen con la tradición de 2021 años en la Iglesia solo por planteamientos populistas.


¿Podemos decir que la familia debe ser ejemplo ante un mundo que rechaza a Dios o que es insensible a la fe? Modelo en la educación, en las relaciones, en el matrimonio, en la forma de llenar el ocio, el trabajo, la espiritualidad, la vida y la muerte.


Por ello, el primer capítulo trata de dar contenido al concepto del liderazgo y del líder desde la historia y la evolución del mismo término de forma somera. Empezamos con Confucio para ir pasando por distintos personajes históricos, sabiendo que el líder es un ejemplo, un modelo a seguir, modelo de valores humanos y eternos. Ahondaremos en el concepto del modelo y quién se nos presentan como tal.


La familia creyente necesita aclarar cuál es su identidad cristiana; en el segundo capítulo pretendemos profundizar en esa identidad cristiana en cuanto que el cristiano es discípulo misionero y está llamado a ser sal, luz, faro, influencia positiva en un mundo que busca de manera natural un sentido, que Cristo da en plenitud.


Unir familia, cristianismo y liderazgo es la segunda parte del trabajo. ¿Qué significa ser familia católica que lidera? ¿Cuál es nuestro propósito en el mundo? ¿Cuál es la vocación de la familia?


Concluiremos de una manera concreta; buscando de qué forma la familia católica puede liderar hoy en día: siendo Iglesia doméstica que centraliza la acción pastoral de las parroquias, de las comunidades y de los movimientos; renovando la evangelización desde dentro; viviendo su fe con radicalidad evangélica e intensidad; siendo escuela de líderes que van a fundar nuevas familias en otros lugares y superando los tiempos y lugares, apuntando a la eternidad.


El liderazgo es un concepto de influencia al que todos estamos llamados, mediante el desarrollo de las personas, de la Iglesia y de la sociedad. Como creyentes nos insertamos en un discipulado misionero, hijos del Padre, templos del Espíritu Santo, pertenecientes a la comunidad de los santos.


La clave fundamental para vivir todo esto en plenitud está en formar parte de pequeñas comunidades de vida cristiana intensa y verdadera . La primera comunidad es la familia, comunidad de fe primera y célula de la sociedad. Por ello el protagonismo de la familia en la Iglesia actual y del futuro es innegable.


Apuntaremos a varias pistas prácticas creativas que pueden ser llevadas a cabo en las familias y en las comunidades, para que todo esto sea una realidad. De hecho, conocemos lugares en los que se realiza lo que decimos y en ellos nos hemos inspirado. Estas prácticas no pretenden agotar la acción ni la creatividad que nos llevarán a una regeneración de las instituciones sociales y eclesiales. De hecho, ya se llevan a cabo en varias comunidades.


La génesis del libro fue un curso, de un año de duración en el 2017, sobre Liderazgo espiritual católico impartido junto a los Padres Cooperadores Parroquiales de Cristo Rey, P. Hernán Pereda (experto biblista) y P. Enrique Martín Baena (experto en espiritualidad ignaciana y ejercicios espirituales). Yo lancé el guante y ellos lo recogieron, de manera que los apuntes que los tres estuvimos repartiendo a los asistentes, unas cincuenta personas, fueron el germen del presente estudio. A este embrión añadí algunos temas estudiados en la tesina del máster de Pastoral Familiar que realicé junto a mi esposa Rosalina, en el Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II, para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia, sede de Madrid. También inserté artículos que escribí en varios blogs por su relación con el tema.


En el curso impartido en la casa de Cristo Rey contemplamos los siguientes propósitos:

Reconocer la identidad del cristiano como discípulo misionero y, a través de las figuras clave de la historia de la salvación, entender a qué está llamado.

Transformar nuestras vidas para liderar positivamente hacia Dios a las personas que se nos han encomendado y en los ambientes dispares en los que estamos.
El curso fue realizado con la siguiente temática y organización:
MÓDULO 1º. Figuras esenciales del Antiguo Testamento, sus luces y sus sombras, cómo llevaron al Pueblo elegido a realizar el designio de Dios en la historia.
1ª sesión- Qué significa ser líder y la importancia del liderazgo hoy en día.
2ªsesión- Cómo actuaron los elegidos de Dios en el Antiguo Testamento. Los patriarcas.
3ª sesión- Moisés. El legislador.
4ª sesión- David. El rey.
5ª sesión- Qué autoestima es la necesaria en el liderazgo cristiano y el sentido de la propia valía.
MÓDULO 2º. La acción de Jesucristo en el mundo y en la historia. El liderazgo cristiano de las primeras comunidades. San Pedro y san Pablo.
1ª sesión- La figura histórica de Jesús de Nazaret. Cristología fundamental.
2ª sesión- Cómo desarrolló Jesucristo su labor (obras y palabras).
3ª sesión- Qué significa ser líder para un cristiano.
4ª sesión- El liderazgo en la Iglesia primitiva. La teología de los carismas.
5ª sesión- San Pablo. Sus cartas y sus viajes.
MÓDULO 3º. Liderazgo y vida cristiana. Los retos actuales en los que el católico debe comprometerse y transformar la sociedad.
1ª sesión- El legado del cristianismo.
2ª sesión- Los santos de la Iglesia.
3ª sesión- El liderazgo cristiano ante los retos de hoy en día. Minorías creativas.
4ª sesión- Principios de discernimiento para un liderazgo cristiano.
5ª sesión- La discreción de espíritus en san Ignacio de Loyola. Principios para elegir y Discernimiento comunitario.

Ahora hemos observado con satisfacción que ya se encuentran varios cursos de liderazgo católico y eso es una buena noticia. Uno de ellos dirigido por Luis López-Cózar y otro de Liderazgo Enraizado, en el que está nuestro colega Jaime Urcelay.


Sobre el título del libro, con “don espiritual” queremos decir que hay un beneficio interior por parte de aquellos que asumen o a quienes se les ha confiado esta misión dentro de la Iglesia; sin embargo, han de llevarlo hacia la comunidad. Todo proviene de su fe y su adhesión al Señor, ahora bien, deben dar gratis lo que han recibido gratis.


Con “liderazgo católico” recalcamos que no se trata de un mero liderazgo humano, aunque lo es también. Es un liderazgo en campos que tienen relación directa con la visión católica de todas las cosas. Aquí, la Doctrina Social de la Iglesia junto con las virtudes, tiene una preeminencia especial.


Este es el resultado final. Habrá muchas cosas que nos dejemos en el tintero. El liderazgo es una palabra que cada uno entiende a su manera, nosotros ofrecemos nuestra percepción con tres estilos distintos de presentarlo, por ello se encontrarán capítulos muy distintos en su forma de exposición. Hay una unidad en la diversidad expresiva de los tres autores y una diversidad en la unidad de la fe que nos alimenta. Por ello, cada uno ha aportado temas diversos en los que los demás hemos estado de acuerdo.


¿Puede haber una vida plena? No me lo expliques; muéstramelo. Es el reto de todo libro práctico como pretende ser éste, con la Gracia de Dios.

Sergio Cardona Patau

Descargar Prólogo, introducción, índice y bibliografía completos.

Pedidos: Editorial Montecarmelo. Aquí ir a la web.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

Arte Urbano

Bienvenido a mi espacio musical, en esta web podras escuchar todas mis canciones de rap y guitarra, ver mis videoclips, conciertos, batallas de rap, improvisaciones, estaras informado sobre mis proximos proyectos, eventos y demas, también promocionaremos a otros artistas

Ejercicios Espirituales -Taller de Perseverancia

Meditaciones mensuales sobre los Ejercicios Espirituales de San Ignacio - Marta Irigoy y Diego Fares s.j.

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

Blog de Jaime Urcelay

La vida es tu navío, no tu morada

A %d blogueros les gusta esto: