La suavidad del líder

Cuando Elías llegó al monte se refugió en una gruta, y le dijo Dios: “El Señor va a pasar”. Primero se desencadenó un viento huracanado que agrietaba los montes y rompía los peñascos y Elías pensó que no lo contaba; después un terremoto y creyó que perecía; después sobrevino un fuego devorador y Elías se vio sumergido en el infierno, lejos de Dios. Está claro que en ninguno de los tres elementos estaba el Señor. Cuando pasó la terrible prueba “se escuchó una brisa tenue; al sentirla, Elías se tapó el rostro con el manto. Oyó una voz que le decía: ¿Qué haces aquí, Elías?”:

-“Me consume el celo por el Señor y por eso me buscan para matarme” (1 Reyes 19, 9 ss).

El Señor no estaba ni en el huracán, ni en el terremoto ni en el fuego, sino en la brisa. La ira del hombre no produce la rectitud que él quiere (St 1,21). En la quietud el hombre encuentra su centro si escucha con atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Literatura de Japón

Tu portal de lectura asiática y mucho más.

Arte Urbano Lanzarote

Bienvenido a mi espacio musical, en esta web podras escuchar todas mis canciones de rap y guitarra, ver mis videoclips, conciertos, batallas de rap, improvisaciones, estaras informado sobre mis proximos proyectos, eventos y demas

A %d blogueros les gusta esto: